MAPA
Países • Coordenadas
01. País de los lobos
02. País de los bosques
03. País de los demonios
04. País de las llaves
05. País de los pantanos
06. País de los vegetales
07. País de las aves
08. País de los valles
09. País de la luna
10. Isla de O'uzu
11. País de la nube
12. País del agua
13. Isla de nagi
14. País del mar
15. País de las olas
16. País del comercio
17. País aguas termales
18. País del remolino
19. País de los fideos
20. País del arroz
21. País del fuego
22. País del té
23. País del hierro
24. País de la cascada
25. País de los rios
26. País de la hierba
27. País de la lluvia
28. País de la tierra
29. País de la garra
30. País del viento
31. País del colmillo
32. País de las montañas
33. País de los osos
34. Rôran
35. País de la nieve
36. País helado
37. País del azucar
38. País de la guerra
39. País de la ciencia
40. País maldito
41. País de la juventud
42. País de la sabiduría
43. País de los tigres
44. País salvaje
45. País de las canoas
46. País de los dioses
47. País de la noche
48. País de la alianza
49. País del tiempo
50. País de la paz
numeros coordenadas mapa
Algunos sistemas pueden tener un mal diseño o BBCode erróneos. Es algo que se irá solucionando en estos días.

Lista de sistemas

Alineamientos

En la creación del personaje elegimos un alineamiento que se mueve entre lo legal y lo caótico y entre el bien y el mal. De ahí resultan nueve posibilidades que se detallan más abajo. Nuestro personaje siempre deberá tener una conducta coherente con su alineamiento en cuanto a las cosas que está dispuesto a hacer, a qué precio y cómo evitar que los demás hagan algo con lo que no está de acuerdo por principios.

No debemos olvidar que el alineamiento es una herramienta para desarrollar la identidad de vuestro personaje, no una camisa de fuerza para restringirlo. Cada uno representa una gran variedad de personalidades o filosofías particulares, por lo que dos personajes Legales buenos podrían ser bastante diferentes. Además, pocas personas son absolutamente consecuentes. Un personaje Legal bueno puede tener una vena avariciosa e intentar de vez en cuando conseguir o atesorar algo aunque eso no sea un acto legal o benigno. La gente tampoco es consecuente con sus ideas de un día para otro. Los personajes buenos pueden perder los estribos, los neutrales pueden sentirse inspirados para llevar a cabo una acción noble, etc.

Elegir un alineamiento para tu personaje es declarar que se desea interpretarlo de un modo concreto. En resumen, el alineamiento puede determinar las principales motivaciones que mueven al personaje en su interacción con lo que lo rodea. Éstos no son inflexibles pero sí que como jugadores debéis ser conscientes de lo que vuestro personaje estaría o no dispuesto a hacer y qué piensa respecto el comportamiento de los demás. A continuación se muestra un glosario para identificar los alineamientos:


El bien contra el mal
Los personajes y criaturas buenos protegen la vida inocente. Los malignos la degradan o la destruyen, ya sea por diversión o por sacar provecho, todo se puede resumir en estas dos frases respecto a la línea entre el bien y el mal..

"Bueno" implica altruismo, respeto a la vida y preocupación por la dignidad de las criaturas inteligentes. Los personajes buenos realizan sacrificios personales para ayudar a los demás.

"Maligno" implica hacer daño, oprimir y matar a los demás. Algunas criaturas malignas simplemente no sienten compasión alguna por los demás y matan sin preocuparse de si es correcto o no. Otras se dedican activamente a hacer el mal, matando por deporte o por orden de un dios o amo maligno.

En lo que respecta al bien y al mal, la gente neutral siente remordimientos cuando muere alguien inocente, pero no es lo bastante responsable para sacrificarse protegiendo o ayudando a otros. El neutral se entrega a los demás por cuestiones de relación personal. Alguien con este alineamiento puede sacrificarse para proteger a su familia o incluso a su tierra natal, pero no lo haría por gente desconocida con la que no estuviera relacionado.

Ser bueno o maligno puede ser una elección consciente, como es el caso del shinobi leal que intenta cumplir con sus ideales o del exiliado que causa pánico y dolor al seguir su rencor por la vida. Sin embargo, para la mayoría de las personas, ser bueno o malo es una actitud que puede reconocerse pero que uno no elige. Ser neutral en el eje del bien y el mal suele indicar que el individuo no se decanta por un bando ni por el otro, pero para algunas personas es un compromiso positivo desde el punto de vista del equilibrio. Al admitir que el bien y el mal son estados objetivos, no sólo opiniones, tales personas afirman que mantener un equilibrio entre ambos lados es lo mejor para todos, o al menos para ellos.

La ley contra el caos
Los personajes legales dicen la verdad, mantienen su palabra, respetan la autoridad y la tradición y juzgan a aquellos que no cumplen con su deber. Los personajes caóticos siguen las leyes de su propia conciencia, no les gusta la gente que les dice lo que han de hacer, prefieren las nuevas ideas antes que la tradición y cumplen sus promesas cuando les apetece.

“Ley” implica honor, honradez, obediencia a la autoridad (su kage o su jefe) y fiabilidad. Por otro lado, la ley también puede conllevar dureza de mollera, adhesión reaccionaria a la tradición, afición por juzgar a los demás y falta de capacidad de adaptación. Los que promueven conscientemente la legalidad afirman que sólo el comportamiento legal permite crear una sociedad en la que las personas pueden depender unas de otras y se pueden tomar las decisiones correctas, confiando plenamente en que los demás actuarán del mismo modo.

"Caos" implica libertad, capacidad de adaptación y flexibilidad. Por otro lado, también puede conllevar imprudencia, rencor hacia la autoridad legítima, acciones arbitrarias e irresponsabilidad. Los que promueven el comportamiento caótico afirman que sólo la libertad personal sin trabas permite que la gente se exprese libremente y que la sociedad se beneficie del potencial que atesoran los individuos que la forman, es extraño que en el mundo shinobi existan personas de alineamiento caótico ya que, la gran mayoría, atienden a las misiones que su kage o sus superiores le ordenan por la lealtad jurada a la aldea.

Desde el punto de vista de la ley y el caos, la gente neutral respeta a la autoridad, pero no se siente impulsada ni a obedecerla ni a rebelarse contra ella. Se trata de personas honradas a las que puede tentarse para que mientan o engañen a los demás.

La lealtad hacia la ley o el caos puede ser una elección consciente, pero la mayoría de las veces se trata de un rasgo personal que es reconocido en las personas más que elegido por ellas. Con respecto a la ley y el caos, la neutralidad suele ser un punto intermedio, un estado en el que el individuo no se siente atraído por un bando o por el otro. Sin embargo, algunos individuos de este alineamiento afirman que la neutralidad es superior a la ley y el caos, considerando que ambos son extremos con sus propias contrapartidas. Los animales y demás criaturas incapaces de llevar a cabo acciones morales son neutrales. Los perros puede ser obedientes y los gatos independientes, pero no tienen capacidad moral para comportarse de manera legal o caótica.

Combinaciones
Nueve alineamientos diferentes definen todas las combinaciones posibles del conflicto entre el bien y el mal y entre la ley y el caos. Cada descripción de las que se dan a continuación representa el personaje típico de ese alineamiento. Recordad que los individuos pueden alejarse de la norma y que estas descripciones son una guía y no un guión a seguir al pie de la letra.

Legal Bueno; “El cruzado”: Un personaje con este alineamiento actúa como se espera o exige que actúe. Combina la obligación de enfrentarse al mal con la disciplina para combatirlo. Dice la verdad, mantiene su palabra, ayuda a los necesitados y critica con claridad las injusticias. Los personajes legales buenos detestan que los culpables queden impunes. Nanaku, un shinobi que se enfrenta a un grupo de exiliados sin piedad y protege a los inocentes que han capturado bajo las ordenes de su Kage es un personaje Legal bueno.

Neutral Bueno; “El bienhechor”: Un personaje Neutral bueno hace lo mejor que una persona pueda hacer sin especial tendencia hacia el orden o contra él. Le gusta ayudar a los demás y colabora con feudales y jueces, aunque no se siente obligado a ello. Kirito, un alegre muchacho de la aldea del sonido que ayuda a los demás según sus necesidades es un personaje Neutral bueno.

Caótico Bueno; “El rebelde”: Un personaje Caótico bueno actúa según los dictámenes de su conciencia, sin preocuparse apenas de lo que los demás puedan esperar de él. Sigue su propia senda, pero es una persona amable y benévola. Cree en el bien pero no confía en las reglas o las leyes ni en las normas expuestas por su Kage si no entran dentro de su canon de “bien”. Kirnan, un batidor que ataca por sorpresa bajo su propia iniciativa a los agentes de la aldea enemiga para poder así asegurar los caminos es un personaje Caótico bueno.

Legal Neutral; “El juez”: Un personaje Legal neutral actúa según los dictámenes de la ley, la tradición y su código personal. Para él, lo más importante son el orden y la organización. Puede creer en el orden personal y vivir siguiendo un código particular o bien puede creer en un mismo orden para todos. Haren, un Harima que sigue con disciplina los dictados de su grupo, es un personaje Legal neutral.

Neutral auténtico; “El indeciso”: Un personaje Neutral auténtico hace aquello que le parece la mejor idea ya que no siente atracción por un bando ni por otro. Este tipo de personajes piensan que el bien es mejor que el mal, pues al fin y al cabo preferirían tener buenos vecinos y gobernantes que estar rodeados de gente malvada. Sin embargo, no se sienten inclinados a defender el bien de modo abstracto y universal. Larin, un hombre alejado de la civilización y de las aldeas, manso y que no se inmiscuye en las guerras entre grandes imperios es un personaje Neutral auténtico.

Caótico Neutral; “El espíritu libre”: Un personaje Caótico neutral es una persona individualista de principio a fin que valora su libertad pero no se esfuerza por defender la de los demás. Evita la autoridad, se queja de las restricciones y desafía la tradición. Es un alineamiento común en los aventureros nómadas y solitarios. Barald, un salvaje expulsado de su aldea que vive como un vagabundo en los desiertos del País del viento, es un personaje Caótico neutral.

Legal Maligno; “El tirano”: Un villano Legal maligno toma metódicamente aquello que desea, siempre dentro de los límites de su código de conducta, pero sin preocuparse de a quién pueda hacer daño. Se trata de una persona preocupada por la tradición, la lealtad y el orden, pero no por la libertad, la dignidad o la vida. Es alguien que juega según las reglas pero sin mostrar piedad o compasión. Algunos villanos legales malignos poseen tabúes como no matar a sangre fría (ordenando tales muertes a sus subordinados) o evitar que los niños sufran daño (siempre que pueda evitarse). Shikaran, un shinobi que trabaja para los feudales en secreto a la par que con su aldea para expandir su poder y ascender pisoteando a camaradas y compañeros de manera poco honrada es un ejemplo de un personaje Legal maligno.

Neutral Maligno; “El dominador”: un personaje Neutral maligno haría lo que fuera para salir impune. Sólo se preocupa por sí mismo, simple y llanamente. No derrama lágrimas por aquellos a los que mata, ya sea por sacar provecho, por deporte o por conveniencia. No siente aprecio alguno por el orden y no cree que el respeto por la ley, la tradición o un código pudiera convertirlo en una persona más noble. Por otro lado, estos personajes carecen de la naturaleza inquieta o la afición por el conflicto que caracteriza a los personajes Caóticos malignos. Orochimaru, un criminal que roba y mata para conseguir lo que desea, es un personaje Neutral maligno.

Caótico Maligno; “El destructor”: un personaje Caótico maligno hace lo que su codicia, odio o ansia de destrucción le obliguen a hacer. Es una persona de genio violento, cruel, arbitrariamente agresivo e impredecible. Busca todo aquello que pueda conseguir, es despiadado y brutal. Kantaro, un anbu demente cuyo objetivo es perpetuar su existencia más allá de lo humanamente posible bañándose en las artes más oscuras para ello para poder así destruir toda la humanidad, es un personaje Caótico maligno.


Publicidad

Salto Paralelo  photo untitled42.png PearlHook University
cron